Verano o la necesidad de extremar las medidas preventivas contra las enfermedades de transmisión sexual

La llegada de la época estival está unida a un incremento de las relaciones sexuales, y con ello una mayor despreocupación de las medidas que se adoptan en las propias relaciones para prevenir posibles embarazos o enfermedades de transmisión sexual….

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), también conocidas en otras épocas como enfermedades venéreas, son un conjunto de enfermedades infecciosas (producidas por microorganismos) que se contagian por vía sexual casi en exclusividad. Se consideran las relaciones sexuales de cualquier tipo, por tanto no es necesario que exista penetración, para el contagio de estas enfermedades. En su mayoría se producen por bacterias o virus, aunque también hay casos de hongos o incluso parásitos (como las vulgares ladillas).

Son enfermedades sociales, y cualquier persona puede verse afectada. La probabilidad de contagiarse dependerá sobre todo de la seguridad con que se mantengan las relaciones sexuales, ya que se necesita el contacto directo para su transmisión.

El principal problema en el caso de estas enfermedades es el hecho de que los portadores (aquéllos que tienen la infección pero no desarrollan síntomas) son difíciles de detectar. Si a esto le sumamos, que los síntomas al principio son leves por lo que no se busca atención médica, junto a la vergüenza o el pudor que puedan generar, hacen difícil su diagnóstico precoz y su control.

Para prevenir estas enfermedades hay que conocerlas, conocer su medio de transmisión y tener una conducta segura en las relaciones. Y en cuanto aparezcan síntomas se debe acudir al especialista.

Aquí os presentamos un resumen de las ETS más frecuentes e importantes para Ginemed:

Gonorrea. Producida por una bacteria que crece en ambientes húmedos y tibios. Las zonas del aparato reproductivo son propicias para ello (cuello uterino, útero, trompas, uretra…) aunque también puede crecer en boca, garganta, ano, ya que presentan similares condiciones. En el hombre, produce una secreción a través del pene, que puede ser acuosa o algo purulenta, molestias al orinar, dolor e inflamación testicular. En la mujer, puede producir alteraciones en el flujo junto con algo de sangrado, molestias en la micción, dolor abdominal, en este último caso porque puede crecer en trompas y producir inflamación a nivel del útero o los ovarios.

Clamidia. Causada por una bacteria, esta enfermedad tiene pocas manifestaciones clínicas hasta fases avanzadas, es decir, transcurre bastante tiempo (variable), desde el contagio hasta la aparición de los primeros síntomas. Produce alteración del flujo, molestias al orinar, sangrado o dolor al mantener relaciones e incluso, molestias abdominales leves. En el hombre también suele haber una secreción acuosa a través del meato, junto con sensación de ardor. El problema de esta infección es su ascenso a través del cuello o cerviz, hasta el útero y las trompas, provocando una enfermedad inflamatoria pélvica.

Tricomoniasis. Causada por un parásito, en la mujer aparece un flujo vaginal maloliente, espumoso, verdoso, junto a escozor y dolor al orinar. En el hombre también produce secreciones en el pene y dolor al orinar.

Sífilis. Enfermedad causada por una infección bacteriana, que para crecer precisa un ambiente húmedo. Esta bacteria necesita que exista alguna herida para penetrar en la mucosa, lugar en el que crece. Se trata de una enfermedad que puede llegar a ser grave, cursando en varias fases:

Primaria: En la zona en la que se produjo la entrada de la bacteria se produce una úlcera. Esta úlcera puede no verse, si se encuentra en el interior de la vagina y tiene la particularidad de ser indolora, por lo que en la mayoría de los casos pasa desapercibida, si bien es una fase en la que puede contagiar a sus contactos sexuales.

Secundaria: Entre 3-6 semanas después del contagio aparece una erupción en todo el cuerpo, fiebre, e inflamación ganglionar. También en esta fase, es posible contagiar a los demás.

Latente: Si la enfermedad no se ha tratado hasta ahora, los síntomas desparecen y la enfermedad ya no es contagiosa, pasando a un estado de latencia. Puede quedarse en esta fase, si bien, un tercio de los infectados pasarán a la siguiente fase, fase terciaria, donde se desarrollan los síntomas más graves.

Terciaria: Aparecen afecciones en el corazón, alteraciones neurológicas, trastornos mentales, ceguera, etc. Llegando a producir un deterioro generalizado.

Chancroide: Causado por una bacteria, que produce una lesión que se parece a la de la sífilis pero que en este caso es muy dolorosa, sobre todo en labios menores. Puede aparecer más de una lesión y se acompaña de la inflamación de un ganglio de la zona inguinal, que además puede llegar a supurar.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ginecologia, Promoción de la salud
10 comentarios sobre “Verano o la necesidad de extremar las medidas preventivas contra las enfermedades de transmisión sexual
  1. EPT dice:

    Información muy util, gracias!!!

  2. Mariluz dice:

    Qué barbaridad!!, no sabía que eran tan desagradables, y en algunos casos hasta peligrosas para otras zonas del cuerpo. La información sin duda es muy clara, que en este tipo de cosas es lo que se necesita.

  3. Marta D. dice:

    A mí me gustaría que nos dijesen qué medidas se pueden tomar a parte del consabido preservativo, que no se yo si será suficiente, ya que dice que se transmiten incluso sin penetración. Seguro que a alguien más le interesa, no??

  4. Fran dice:

    Esta información nos viene bien a todos. Que nunca se sabe…

  5. Lourdes dice:

    Y mi pregunta es: dónde consigo información fiable de un profesional?? es que en internet buscas y te encuentras cada barbaridad!! Lo digo por experiencia, que algunas veces he visto escritas cosas que eran verdaderos disparates.

  6. Fran dice:

    Lourdes, pues te puedes dirigir a sitios serios, en los que escriben profesionales con experiencia. Por ejemplo: aquí, no??. Entiéndeme, a lo que me refiero es que si has leído más de un post, habrás visto que son gente seria, y que se saben lo que dicen y hacen. Si ya has encontrado un sitio de confianza, por qué no seguir viniendo??

  7. Carla dice:

    Esta información es interesante para todos. Hay que tener cuidado con lo que hacemos y sobre todo hoy día, con la de enfermedades de trasmisión que conocemos. Lourdes tiene razón, los temas que tratan aquí, siempre son interesantes y están relacionados con el día a día. Se ve que quienes escriben son profesionales serios.

  8. Eli dice:

    En cualquier caso, además de parecernos bien, no podemos olvidarnos del preservativo y mucho menos en esta época donde los contactos suelen ser más espontáneos y sin planificar y, además, en nuestros bolsos cabe de todo.

  9. Tatiana dice:

    Jajaja. Es cierto!! En nuestros bolsos cabe de todo!!!

  10. Marta dice:

    Aunque veo que hay gente que trata el tema con una pizquita de humor (que siempre es bueno), no olvidemos lo importante que es la protección, todas conocemos a alguien que le han “pegado” algo chungo. Así que no olvideis llevar un preservativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*