Embriones en Día+3 o estadío de blastocisto: ¿cuándo transferir?

Realizar una transferencia de embriones en estadío de blastocisto, nos permite asemejarnos aún más a las condiciones naturales, mejorando la sincronía endometrio-embrión y consiguiendo tasas de éxito de implantación mayores.


redes embrion blogA lo largo de la historia, el perfeccionamiento de las técnicas de reproducción asistida ha supuesto una mejora en las tasas de embarazo, convirtiendo el sueño de tener hijos en una realidad.

Durante años, se había considerado a la transferencia de embriones en día 3 de evolución como la opción más viable a la hora de realizar una transferencia embrionaria. Sin embargo, con la llegada de los incubadores de nueva generación, se abrió una nueva ventana al cultivo largo de los embriones, donde la selección natural volvía a cobrar protagonismo dentro del mundo “in vitro” del laboratorio.

Desde entonces, los profesionales nos enfrentamos a la eterna pregunta: ¿transferencia embrionaria en día 3 o en día 5?

Ambos métodos de selección embrionaria conllevan una serie de ventajas e inconvenientes en el momento de realizar la transferencia, por lo que la elección dependerá de la evaluación individualizada de cada caso por parte de los especialistas.

Como regla inamovible, para que se produzca la implantación del embrión en el útero materno, es necesario que éste se encuentre en estadío de blastocisto (día 5-6 de desarrollo). Sin embargo, no todos los embriones son capaces de alcanzar este estadío de desarrollo fuera del cuerpo humano.

La clasificación embrionaria no es una ciencia exacta. Por ello, existen casos en los que pacientes a los que se les habían transferido embriones de baja calidad en día 3, cuyo destino, en caso de disponer de otros con mejor calidad, no hubiera sido el de su transferencia, han dado lugar a embarazo.

Esto se debe a que no hay forma real de conocer si esos mismos embriones, que hubieran sido descartados en día 3, hubieran tenido un destino distinto de haber sido devueltos al útero materno en ese estado.

No obstante, hoy día, tanto los medios de cultivo utilizados como las condiciones que rodean al laboratorio, reproducen con un alto grado de fidelidad las condiciones naturales en las que se desarrollan los embriones en el útero; por lo que estos casos no pueden ser considerados como una norma general y, por tanto, no nos permitiría descartar el uso de transferencia en día 5 frente a día 3 de evolución.

Del mismo modo, embriones de buena calidad en día 3 no son capaces de alcanzar el estadío de blastocisto, o el caso inverso, en el que embriones de baja calidad en día 3, son capaces de recuperarse cualitativamente y alcanzar este estadío con buena calidad.

Otro factor indispensable para la implantación es la sincronía endometrio-embrión. Se trata de una conversación que tiene lugar entre el endometrio y el blastocisto, ya que en día 3 de evolución, los embriones aún se encontrarían descendiendo por las trompas de falopio hacia el útero.

Una transferencia en día 5, nos permite asemejarnos aún más a las condiciones naturales, consiguiendo tasas de éxito de implantación mayores que las obtenidas en día 3.

De forma general, y ante los múltiples escenarios que se pueden presentar en ambos planteamientos de transferencia, suele tenerse en consideración el número de embriones y su calidad, que son las características que harán inclinar la balanza hacia un lado u otro.

De este modo, con un número elevado de embriones de buena calidad en día 3, el cultivo largo nos permitiría la oportunidad de seleccionar aquel embrión con capacidad de formar un blastocisto y mejor sincronía endometrial, aumentando las posibilidades de éxito de implantación, reduciendo el número de transferencias.

Por el contrario, con un número de embriones limitados, esta ventaja quedaría diluida por la posibilidad de cancelación de ciclo en caso de que estos no respondan con la mejor calidad.

Todos estos factores son tenidos en cuenta a la hora de tomar una decisión, y deben ser estudiados individualmente, personalizando al máximo cada tratamiento.

Ester López Embrióloga Laboratorio de Reproducción Humana Asistida Ginemed Madrid

Ester López
Embrióloga
Laboratorio de Reproducción Humana Asistida
Ginemed Madrid

 

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Reproducción asistida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog
Archivos