¿Qué relación existe entre los miomas uterinos y la fertilidad?

Aproximadamente 1 de cada 3 mujeres en edad reproductiva tienen uno o más miomas en el útero, por lo que se trata del tumor ginecológico benigno más frecuente.

miomaEl músculo liso es aquel que constituye normalmente la pared del útero o matriz y, cuando crece, lo hace de forma ordenada. Sin embargo, cuando este crecimiento es “desordenado”, aparecen los miomas -también llamados leiomiomas o fibromas-, tumores sólidos benignos constituidos por crecimiento arremolinado del músculo liso en forma de bolas más o menos grandes incrustadas en las paredes uterinas.

Según su localización, se clasifican en subserosos, si aparecen en la superficie externa del útero; intramurales, si se incrustan dentro de la pared del útero; y submucosos, si se ubican en la superficie interna del útero.

Las causas que los originan son aún desconocidad, aunque pueden existir factores de riesgo como la genética, la obesidad, la perimenopausia y las altas concentraciones de estrógenos y progesterona circulantes, entre otros. Pero el principal factor de riesgo la edad de la mujer, pues a más edad, mayor es el riesgo de aparición de miomas

La mayoría, entre el 20 y el 50% de los casos, son asintomáticos y se diagnostican en revisiones rutinarias. Por su parte, los síntomas más frecuentes (si los hubiera) son: sangrado uterino anormal -que a veces provocan grandes anemias-, dolor pélvico, síntomas compresivos y alteración de la fertilidad.

¿Cómo afectan los miomas a la fertilidad?

Los miomas se han relacionado con esterilidad, infertilidad y con complicaciones obstétricas. El 25 % de las mujeres con esterilidad tienen miomas uterinos, pero solo el 2-3% lo tienen como causa única de esterilidad. El 5-10 % de pacientes infértiles con abortos de repetición tienen miomas, situación clínica en la que se recomienda eliminarlos. Los mecanismos mediante los cuales los miomas afectan a la fertilidad son:

  • Efectos mecánicos sobre los ovarios.
  • Distorsión de la cavidad endometrial.
  • Obstrucción de los ostium tubáricos.
  • Alteración de la contractilidad uterina.
  • Alteración del transporte de los gametos.
  • Alteración de la implantación.
  • Alteración vascular endometrial.
  • Elongación de la cavidad uterina.
  • Desplazamiento del cérvix uterino.
  • Factores metabólicos y de crecimiento.

Los miomas con mayor incidencia en la fertilidad son los intramurales con componente submucoso y, sobre todo, los submucosos puros, siendo beneficiosa para la fertilidad su extirpación.

Se observa que los ciclos de FIV tienen menos éxito en mujeres con miomas que en las que no lo tienen. Además, si los miomas son muy grandes se dificulta la visión de los ovarios y por lo tanto su control en los ciclos de estimulación y el acceso para las punciones foliculares.

¿Cómo afectan los miomas al embarazo?

Entre 1 -2 de cada 10 mujeres embarazadas son portadoras de miomas. Estos afectan al embarazo observándose mayor frecuencia de:

  • Crecimiento intrauterino retardado.
  • Rotura prematura de membranas.
  • Parto pretérmino.
  • Aborto espontáneo.
  • Distocias de presentación fetal.
  • Placenta previa.
  • Desprendimiento prematuro de placenta.
  • Hemorragia postparto.
  • Cesárea.

¿Qué hacer con los miomas? ¿Hay que tratarlos siempre?

Según la Sociedad Española de Fertilidad, la American Society for Reproductive Medicine y el Royal College of Obstetricians and Gynaecologist, es recomendable realizar un manejo expectante si no existen otras causas reconocidas de esterilidad, por lo que los miomas no siempre deben tratarse.

Solo deben realizarse tratamiento cuando:

  • Producen síntomas.
  • Distorsionan la cavidad uterina (miomas submucosos e intramurales con componente submucoso).
  • Obstruyen bilateralmente los ostium tubáricos.
  • Adquieren un gran tamaño y alteran el útero de modo importante.

Como conclusión debe advertirse que el tratamiento de los miomas hoy en día debe ser muy individualizado, teniendo en cuenta las características de cada paciente, especialmente su edad, tamaño y localización de los miomas y los deseos de fertilidad.

Dr. Francisco Márquez Ginecólogo Unidad de Ginecología y Obstetricia de Ginemed Sevilla

Dr. Francisco Márquez
Ginecólogo
Unidad de Ginecología y Obstetricia de Ginemed Sevilla

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Ginecologia, Reproducción asistida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog
Archivos