La edad: un factor clave en la fertilidad femenina

  • De los 25 a los 35 años, la capacidad reproductiva de las mujeres desciende hasta un 50%.
  • Ahora, gracias a Fundación Ginemed, podemos conocer gratis el estado de nuestra fertilidad con un análisis de sangre y una ecografía.

oLas circunstancias personales como la prolongación de la formación académica, las exigencias laborales o la situación económica han hecho que la edad para ser madre se retrase cada vez más. Sin embargo, este sigue siendo uno de los principales factores que afectan a la fertilidad, pues de los 25 a los 35 años, la capacidad reproductiva de las mujeres desciende hasta un 50%, por lo que, año tras año, se reducen considerablemente las posibilidades de ser madre con óvulos propios.

En este sentido, los profesionales tenemos la responsabilidad de ofrecer a las pacientes, y a la sociedad en general, información y formación de calidad, para que puedan tomar decisiones informadas. Y es que, con un análisis de sangre y una ecografía, podemos medir el estado de la fertilidad de la mujer, lo que significaría poder prevenir la esterilidad social –la causa de esterilidad más frecuente en consulta-, y que ahora, gracias a Fundación Ginemed, se realizará de manera gratuita a todas las mujeres de entre 23 y 38 años en cualquiera de los centros de Ginemed.

Puntos clave en la fertilidad femenina

  • Todas las mujeres nacemos con aproximadamente 2 millones de óvulos. No tenemos la posibilidad de fabricar más, el ovario sólo los conserva hasta que se agotan. A medida que cumplimos años, perdemos un número importante de óvulos. De hecho, para nuestra primera regla, el número de óvulos con el que contamos ya se reduce a 200,000.
  • Con el tiempo, no solo se reduce la cantidad de óvulos de los que disponemos, sino que su calidad también disminuye.
  • A lo largo de nuestra vida podemos padecer enfermedades que afecten a nuestra reserva ovárica y a la calidad de nuestros óvulos.
  • Aunque sigamos teniendo reglas regulares, incluso pasados los 50 años, esto no indica que nuestra capacidad reproductiva sea óptima para un lograr un embarazo.

La década de los 20s.

  • La mejor edad para un embarazo se ubica entre los 20 y los 30 años, pues es el momento en el que los ovarios presentan mejor reserva y calidad de óvulos.
  • En este rango de edad, podemos buscar un embarazo natural aproximadamente 1 año y medio antes de buscar ayuda profesional.
  • Si en la familia hay algún antecedente de menopausia precoz, es importante mencionarlo con tu ginecólogo.
  • Si no te planteas un embarazo durante esta etapa, tienes la posibilidad de preservar tu fertilidad.

* Consejos

  1. Si buscas embarazo es recomendable que no esperes más de 1 año y medio para acudir a consulta con un especialista en Reproducción.
  2. Si no buscas embarazo, pero te lo planteas en el futuro, puedes solicitar a tu ginecólogo un estudio de tu fertilidad a través de una ecografía y una analítica, para poder tomar decisiones informadas.

edad

La década de los 30s.

  • Esta década se divide en dos etapas distintas. Entre los 30 y 35 años, las posibilidades de lograr un embarazo de forma natural son buenas; mientras que a partir de los 36 años, la capacidad reproductiva femenina desciende considerablemente.
  • Si la edad de la mujer es próxima a los 40 años y no ha conseguido un embarazo después de 6 meses, es conveniente que consulte con un especialista.
  • Si no tenemos planes de ser madre aún, tenemos la posibilidad de preservar nuestros óvulos. Lo ideal es hacerlo antes de los 35 años.

* Consejos:

  1. Si buscas embarazo y tienes menos de 35 años, no esperes más de 1 año para acudir a la consulta de un especialista. Si te lo planteas más adelante, esta es la edad clave para preservar tu fertilidad.
  2. Aunque aún no te plantees un embarazo, sería recomendable solicitar al especialista que valore el estado de tu fertilidad durante tu revisión ginecológica a través de una ecografía y una analítica.

edad

La década de los 40s.

  • Aunque sigamos teniendo reglas regulares, la capacidad para conseguir un embarazo a término disminuye mucho, entre un 10-15%.
  • A partir de los 41 años, es muy difícil tener un hijo sin recurrir a una técnica de reproducción asistida.
  • Por encima de esta edad, las probabilidades de tener que recurrir a tratamientos con óvulos donados aumentan.
  • Los embarazos en este rango de edad suelen acarrear un aumento de los riesgos maternos y fetales.

* Consejo

  1. Si tienes más de 40 años, no esperes más de 6 meses para iniciar un estudio de esterilidad.
  2. Recuerda que las complicaciones obstétricas son más frecuentes a medida que la edad de la madre avanza.

Por todo lo mencionado, nuestra labor como profesionales en materia de prevención resulta esencial para concienciar a la sociedad de que existen factores que afectan a nuestra fertilidad y que son modificables, como no retrasar la maternidad más allá de los 35 años.

Dra. Pamela Valdivieso Ginecóloga  Unidad de Reproducción Asistida Ginemed Sevilla

Dra. Pamela Valdivieso
Ginecóloga
Unidad de Reproducción Asistida Ginemed Sevilla

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ginecologia, Reproducción asistida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog
Archivos