¿Por qué es tan importante cuidar nuestro Suelo Pélvico?

La fisioterapia especializada en uro-ginecología ofrece una extensa gama de posibilidades que van desde la prevención hasta el tratamiento de los síntomas para mantener, restablecer, o mejorar la función del suelo pélvico.

suelo pelvicoPorque nunca hablamos de él, porque es el gran olvidado de toda la esfera uro-ginecológica, hasta que anatómica y fisiológicamente, en ciertos momentos de la vida de la mujer, como son la menopausia y el parto, el cambio producido puede provocar una alteración en su funcionamiento. Por ello, debemos conocerlo, sentirlo y trabajarlo como una parte más de nuestro cuerpo, una parte muy ligada a nosotras mismas, a nuestra feminidad y nuestra sexualidad.

El Suelo Pélvico, conocido también como periné, es un conjunto de músculos, ligamentos y fascias que cierra la pelvis en su parte inferior. Los músculos del Suelo Pélvico son los encargados de sujetar los órganos que están dentro de esta, aseguran que no haya pérdidas de orina, gases o heces, y participan en las relaciones sexuales y en el parto.

Un desajuste de todo este entramado, puede dar lugar a patologías tan conocidas como la incontinencia urinaria o fecal (al andar, al saltar, estornudar, en momentos de estrés,…), descenso de un órgano pélvico o prolapso, estreñimiento, etc.

La fisioterapia especializada en uro-ginecología ofrece una extensa gama de posibilidades que van desde la prevención hasta el tratamiento de los síntomas para mantener, restablecer, o mejorar la función del suelo pélvico.

Las disfunciones del Suelo Pélvico no suelen dar síntomas en las primeras fases, pero es aquí donde el tratamiento aporta sus mejores resultados. Así que no dudes en pedir una primera cita de valoración, si te has pasado por uno de los factores de riesgo en los que nuestro periné puede estar comprometido:

  • Embarazo, parto o cesárea.
  • Cirugía abdominal-pélvica.
  • Estreñimiento crónico o prolongado.
  • Sufres dolor lumbar y/o pélvico.
  • Problemas respiratorios, o alergias.
  • Estancias prolongadas de pie.
  • Practica deporte regular/intensa.

Juntas podremos mejorar…

  • La incontinencia urinaria, gaseosa y/o fecal.
  • El descenso de los órganos (prolapsos).
  • El estreñimiento.
  • Las relaciones sexuales dolorosas (dolor con la penetración, vaginismo, dificultad para el orgasmo…).
  • Preparación del abdomino-pélvica al parto.
  • La recuperación posparto.
  • La rehabilitación post cirugía.
  • El dolor lumbar.
  • El dolor pélvico.
  • Cicatrices quirúrgicas abdómino-pélvicas.

¿En qué consiste una consulta de fisioterapia del suelo pélvico?

suelo_pelvico_2En tu primera consulta, estudiaremos y valoraremos tu problema. Comenzaremos por una entrevista donde recopilaremos toda la información necesaria para analizar y tratar los factores que han provocado tu problema. Podrás consultarnos tus dudas, y te recomendaremos y/o corregiremos gestos, posturas y ejercicios para evitar el daño del suelo pélvico.

A continuación, nos centraremos en los aspectos más influyentes en el suelo pélvico: postura general, zona lumbar, abdominal, y tu respiración.

Finalmente, tras tu consentimiento, exploraremos y valoraremos externa e internamente la musculatura del suelo pélvico, en una postura ginecológica. Cuidaremos especialmente de tu bienestar e intimidad durante la valoración y a lo largo del tratamiento.

Sin duda, la fisioterapia tiene mucho que hacer por ti, pero tú tienes el papel principal  para participar de manera activa en tu tratamiento.

Fisioterapeuta Unidad de Suelo Pélvico Ginemed Sevilla

Fisioterapeuta
Unidad de Suelo Pélvico Ginemed Sevilla

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ginecologia, Promoción de la salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog
Archivos