¿Por qué realizar una Histerosalpingografía en un Estudio Básico de Esterilidad?

Quizá nunca hayas oído hablar de esta prueba, pero resulta muy importante en materia de diagnóstico, pues nos permite conocer detalladamente el estado del útero y las trompas de Falopio.

La histerosalpingografía es una prueba que se utiliza para examinar a las mujeres que tienen dificultad para quedar embarazadas y permite visualizar el interior de la cavidad uterina y trompas. Gracias a ella, podemos obtener información de:

  1. La forma del útero.
  2. Posibles formaciones en el interior del útero como pólipos, tabiques.
  3. La posibilidad de paso de líquido a través de las trompas de Falopio y por consiguiente capacidad de las trompas de ser el lugar donde se produce la fecundación del óvulo por el espermatozoide.

La prueba la realiza un radiólogo y consiste en introducir contraste líquido a través del cuello uterino dentro del útero, y comprobar cómo se dibuja en una radiografía el interior del útero y las trompas.

  • Debe realizarse en los primeros días posteriores a la menstruación.
  • No precisa de anestesia y suele ser bien tolerada por las pacientes.

Histerosalpingografia

Para realizarla se aconseja prevención antibiótica y debe evitarse el embarazo hasta la siguiente menstruación. Por ello, se recomienda evitar la realización de la prueba si:

  1. Existe posibilidad de embarazo.
  2. Tenemos alguna infección y/o inflamación genital.

El resultado de la prueba se verá plasmado en un documento donde:

  1. Podremos describir la permeabilidad o paso de líquido de contraste por las trompas, pudiendo ser permeables 2 o 1, en este caso la posibilidad de embarazo con relaciones sexuales o inseminación es posible. Y si ninguna de las trompas es permeable, para conseguir embarazo se tendrá que recurrir fecundación in vitro, ya que nunca se encontrarán el óvulo el espermatozoide para la fecundación.
  2. Podremos conocer si se trata de úteros con formas especiales o de tamaño muy pequeño y, por tanto, que pueden tener dificultados durante el embarazo, como úteros en T.
  3. Recibiremos información de posibles formaciones, como pólipos, miomas o septos, que pueden influir en la fertilidad.

En definitiva, podemos afirmar que la histerosalpingografía es una prueba diagnóstica fundamental, pues nos ofrece información detallada del útero y las trompas y, por tanto, nos permite saber si su estructura es adecuada para permitir el paso de los espermatozoides para la fecundación natural y para que pueda producirse el embarazo o si, por el contrario, debemos recurrir a la ayuda de las técnicas de reproducción humana asistida para hacer realidad el sueño de tener hijos.

Dra. Elena de la Fuente Ginecóloga Unidad de Reproducción Humana Asistida Ginemed Valencia

Dra. Elena de la Fuente
Ginecóloga
Unidad de Reproducción Humana Asistida
Ginemed Valencia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Reproducción asistida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog
Archivos