El “Día del Amor”

Una propuesta sexual para el verano, en pareja

Una queja habitual en la consulta Sexológica es la falta de tiempo que las parejas tenemos para poder disfrutar de nuestra vida de relación. Esto mismo comentaba hace algún tiempo Vicente Verdú en un artículo titulado  “La pareja y su tiempo basura”, en el que, entre otras cosas, reseñaba: “Los amantes se despiden por la mañana con un somero adiós y se reúnen al término de la jornada con las fuerzas disminuidas”.

Y esto no deja de ser completamente cierto y mucho más en estos tiempos de crisis, paro y desilusiones sociales. De esta forma, todos esperamos la época del verano para tratar de paliar esta situación sin darnos cuenta de que, salvo algunos afortunados que consiguen unas vacaciones largas y en la soledad de la pareja,  el resto solo cambia el ritmo de los tiempos.

Muchas parejas veranean con las familias y se hace difícil encontrar el espacio y el tiempo para poder declarar nuestros afectos a nuestra pareja y mucho menos para disfrutar de un encuentro sexual que haga que nos olvidemos del resto del año y sobretodo que nos permita volver a ilusionarnos con nuestra relación.
En terapia sexual y de pareja no es raro que ante esta situación le planteemos a uno o a ambos miembros de la pareja un pequeño juego terapéutico que tiene como fin el propiciar algún encuentro afectivo-sexual, se llama el “Día del Amor”.

La idea es preparar, con toda la anticipación posible, un día del que nuestra pareja no conozca nuestra intención y que todo le llegue como una agradable sorpresa. Así que  si os decidís,  procurar hacer todo lo que a continuación os proponemos sin que vuestras  parejas se enteren de nada. Y por supuesto esto que describo es solo una idea, la podéis modificar a vuestro gusto, adaptándola a las condiciones económicas y personales de cada caso:

¥    Se debe elegir un día que sepamos que podremos dejar a los niños, si los hay, con algún familiar o un/a canguro de confianza. Preocúpate tú de hacer esto.
¥    No quedes con amigos, compañeros o familiares. La cita es solo para tu pareja.
¥    Reserva un restaurante del gusto de tu pareja, no del tuyo. El bar de la esquina dónde te reúnes con los amigos no nos sirve hoy.
¥    Quedarás como un señor o señora si te dejas caer con algún regalo para ese día, por ejemplo flores o  ese vestido por el que la has visto suspirar alguna vez o la camisa aquella con la que lo imaginas guapísimo.
¥    Una reserva en algún espectáculo, mejor teatro que cine, es menos habitual, un concierto, etc.
¥    Si habéis dejado la casa a solas podéis volver a ella tras estos momentos y pon música, invita a bailar a solas, tomaos alguna copa si tenéis costumbre de beber, sin pasarnos, pues no pretendemos cargarnos la noche con una copa de más. Los hoteles también son ideales para esto, sobre todo si no hay forma de dejar la casa sola. No enciendas la tele.

Todo este tiempo procura alguna conversación agradable sobre los recuerdos positivos de vuestras relaciones, no es el momento de reproches, ni de los análisis de la relación. Solo valen  besos, abrazos y la invitación a pasar al dormitorio o quedarnos en el salón dónde, si lo planeaste bien, puedes haber puesto algunas velas, alguna varilla aromática, de nuevo música romántica y propiciar así ese encuentro sexual que sin exigirnos prisas, ni juegos gimnásticos (un buen libro de técnicas de masajes sensuales puede ayudar)  y practicar la sexualidad que os permitáis entre ambos y que os haga olvidar el resto de ese año de encuentros en los tiempos basura.

Recuerda esta idea es mejor si tu pareja se encuentra con todo resuelto, con la agradable sorpresa de saber que se han preocupado de agradarle y han sabido “adivinar” sus gustos y que además este día no coincide con ningún cumpleaños o aniversario. El cómo se practique el sexo es lo de menos.

Ya nos contareis.

Unidad de Sexología Médica y Psicosomática de Ginemed clínicas

Publicado en: Ginecologia, Promoción de la salud, Sin categoría
10 comentarios sobre “El “Día del Amor”
  1. Verónica dice:

    Pero que bien suena todo!!

  2. Lola dice:

    Una gran idea!!, habrá que ponerse manos a la obra para organizarlo todo y sorprenderle un día de estos. Ya me estoy imaginando la cara que va a poner!! jajaja. Es fantástico!!

  3. Mª José dice:

    La verdad es que sí es una gran idea. A mí me va a costar bastante encontrar a alguien que se quede con el niño, pero merece la pena el esfuerzo, es cierto que ya no tenemos apenas romance en nuestra relación, el día a día es complicado. Yo también me apunto al día del amor!!

  4. Luisa dice:

    A mí me encantaría que mi marido me diese la sorpresa, pero ya me imagino que no va a ser. Probaré a dársela yo, y si le gusta la idea, le sugeriré que también me puede dar él alguna sorpresita de vez en cuando!! Gracias por la idea!!

  5. Manoli dice:

    Ay!!, a mi también me gustaría que me diesen la sorpresa, pero hay que ser realistas, y yo tampoco lo he hecho nunca. Me apunto al día del amor este verano. Y habrá que repetirlo alguna vez que otra.

  6. Mercedes dice:

    Yo no tengo a nadie a quien poder dejarle a mis hijos, y hasta donde vamos a pasar unos días de vacaciones en una casita rural en medio de la nada no creo que quiera venir ninguna canguro. Chicas, os apuntáis alguna a echarme una manita??

  7. M Angeles dice:

    Habra q animarse porque suena todo muy bien!!

  8. Raquel dice:

    Niñas!! alguna lo ha probado ya este verano?? Yo estoy todavía en mi organización pero me gustaría saber cómo os ha ido a alguna.

  9. María dice:

    Hola Raquel, yo sí que ya lo he probado… Y fue una noche preciosa!!
    A mí no me costó apenas encajar a mis niños, mi suegra es un cielo que siempre está dispuesta, y cuando le conté que era para que pasásemos una noche romántica, ni te cuento!
    Y bueno, pues como hacía tiempo que no estábamos. Fenomenal!!

  10. joana dice:

    para mim todos os dias sao dia do amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog
Archivos