Conocer la posibilidad de padecer SOP incluso antes de nacer

  • Recientes investigaciones científicas coinciden en que se podría predecir el riesgo de padecer síndrome del ovario poliquístico (SOP) en las niñas de edades prepuber e incluso antes de su nacimiento.
  • Estas nuevas evidencias científicas abren múltiples vías al diagnóstico y tratamiento precoz del SOP, incluso antes de la aparición de los primeros síntomas.

El Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) es la principal causa de infertilidad en mujeres jóvenes y, en sus variantes evolucionadas, afecta de forma importante a su salud, más allá del menoscabo en la fertilidad. Parece ser que su origen puede estar en una deficiente coordinación en distintas comunicaciones hormonales que influye en diferentes funciones del organismo aunque, a día de hoy, no se puede identificar una causa etiológica concreta.

sopSin embargo, la ciencia nos ofrece una posible solución a modo de prevención. Recientemente, estudios de tres grupos de investigación independientes han coincidido en que se puede predecir el riesgo de padecer síndrome del ovario poliquístico (SOP) en las niñas de edades prepuber e incluso antes de su nacimiento, creando así posibilidades de prevención del desarrollo de la patología completa después de la pubertad.

Como muestran los resultados preliminares de estos tres trabajos, la causa desencadenante del problema es la función de un cierto grupo celular de la hipófisis, mientras que las anomalías que afectan otros sistemas, endocrinos y no endocrinos, parecen ser consecuencias de la alteración hipofisaria inicial. Asumiendo esto como cierto, los investigadores han llegado a la conclusión de que se podría detectar el riesgo de SOP en las niñas de edades prepuberales.

Tanto para el equipo de investigadores españoles, como para el grupo de investigadores franceses e israelíes, el problema radicaría en alteraciones de origen genético en los receptores específicos de la hipófisis a la acción de la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH), que proviene del hipotálamo, la parte de cerebro adyacente a la hipófisis.

sop

Por otra parte, otro trabajo publicado recientemente por otro equipo de investigadores franceses sugiere que la disfunción del receptor para GnRH puede ser causada por factores externos durante el desarrollo uterino del feto femenino, en concreto por la concentración de la hormona antimulleriana (AMH) en la sangre de la madre.

En este sentido, los investigadores de este último grupo tienden a aunar ambas teorías: “Sí, es posible que una predisposición genética (mutación del receptor para GnRH) potencie el efecto de las concentraciones suprafisiológicas de AMH durante el embarazo”.

En definitiva, estos descubrimientos abren múltiples vías al diagnóstico y tratamiento precoz del SOP, incluso antes de la aparición de los primeros síntomas. En teoría y basándonos en estos revolucionarios hallazgos, la concentración de AMH se tendría que determinar en todas las mujeres con SOP embarazadas. En casos positivos, se podrían buscar mutaciones en su receptor para GnRH.

Estos investigadores señalan, que una opción terapéutica preventiva de las mujeres embarazadas con un antagonista de GnRH dependerá de que se asegure la ausencia de efectos indeseables sobre el desarrollo del feto.

Dra. Elena Troncoso Ginecóloga Especialista en Síndrome de Ovarios Poliquísticos Ginemed Sevilla

Dra. Elena Troncoso
Ginecóloga
Especialista en Síndrome de Ovarios Poliquísticos
Ginemed Sevilla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Ginecologia, Promoción de la salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog
Archivos