¿Cuáles son los beneficios de transferir en diferido?

A veces, cuando realizamos un ciclo de FIV-ICS, ya sea por cuestiones médicas o debido a una elección personal, decidimos que transferir en diferido es la mejor opción, pero, ¿en qué consiste este proceso? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿En qué casos es recomendable?

diferidoSe denomina transferencia en diferido a aquella que se realiza con embriones vitrificados tras su obtención en un ciclo de Fecundación in vitro (FIV), para transferirlos al útero materno en un futuro, bien por cuestiones médicas o personales.

Hasta hace poco tiempo, se creía que este tipo de transferencias no eran tan eficaces y que, por tanto, la tasa de embarazo era menor. Esta creencia podría encontrar su explicación en los antiguos métodos de congelación lenta, una técnica que inducía a la formación de cristales en el interior de las células, con un impacto más negativo en aquellas que contiene mayor porcentaje de agua en su composición –ovocitos y embriones-, reduciendo las tasas de supervivencia tras la desvitrificación.

En la actualidad, con las mejoras de los medios de cultivo y los nuevos métodos de vitrificación embrionaria, en los que el procedimiento se realiza de forma ultrarrápida, conseguimos evitar la formación de cristales de hielo en el interior del embrión; con lo que el posible daño al embrión es mucho menor y, por consiguiente, su supervivencia tras la descongelación es mayor, superando el 90-95%.

Por otro lado, esa vitrificación suele realizarse en los días 5 ó 6, momento en el que nuestros embriones se encuentran en estadío de blastocisto, el mejor según biólogos y médicos para realizar la trasferencia embrionaria, porque al tratarse de embriones de mejor calidad, tienen mayor tasa de supervivencia. Asimismo, la vitrificación de los embriones no está asociada a un aumento de malformaciones respecto a la población general.

Esta mejora de la técnica nos permite realizar transferencias sin disminuir las tasas de embarazo, de aquellos embriones sobrantes de buena calidad que no se transfirieron en un ciclo de Fecundación in vitro en fresco, por lo que se incrementaría la tasa acumulada de embarazo.

diferido

Se han publicado algunos estudios en los que se obtienen mayores tasas de embarazo en ciclos de embriones vitrificados respecto a embriones en fresco, y eso lo atribuyen a que el endometrio se encuentra en un estado más fisiológico.

Además, en aquellas ocasiones en las que realizar transferencia embrionaria en el ciclo actual suponga un perjuicio para la paciente o pueda disminuir la tasa de embarazo, estaría indicado posponer el procedimiento. Entre esos casos encontramos:

  • Mujeres con un cuadro de Hiperestimulación Ovárica. Aquellas mujeres que han respondido de forma excesiva a la medicación, y para las cuáles la transferencia embrionaria en ese momento, y un posterior embarazo, empeoraría el cuadro.
  • Mujeres con niveles elevados de progesterona el día de la administración de Ovitrelle. Está demostrado que niveles de progesterona > 1ng/ml influyen negativamente en las tasas de implantación ya que indica que el endometrio y el embrión a transferir, no estarían sincronizados. Suele ocurrir en mujeres mayores de 38 años en los que en ocasiones se produce un pico prematuro de LH.
  • Ciclos de acumulación de embriones para DGP.
  • Por deseo de la paciente.

Por ello, en todos aquellos casos en los que la transferencia embrionaria no se estuviera realizando en características óptimas, nuestra responsabilidad como profesionales es la de escoger la opción de trasferir en diferido para contribuir a aumentar las probabilidades de embarazo de la paciente.

Cristina Braña Ginecóloga Unidad de Reproducción Humana Asistida de Ginemed Madrid

Cristina Braña
Ginecóloga
Unidad de Reproducción Humana Asistida de Ginemed Madrid

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Reproducción asistida, Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog
Archivos